lunes, 10 de julio de 2017

De la experiencia psicodélica de Timothy Leary o de que me he salido del cine antes del final de la película.

Este libro recomendación de petit Roger ha resultado ser un excelente manual psiconauta que me ha otorgado multitud de explicaciones de lo que había experimentado pero no comprendido a lo largo de años de experiencia interestelar. Desde el solipsismo radical que me hizo dudar de la existencia extramental de los seres queridos que me rodean, la transmutación en pequeña oruga comedora de chocolate, los mil mundos visitados, así como también el terrible error que cometí cuando al intentar retornar a mi realidad me confundí y elegí otra que no me correspondía, todo ha tenido un porqué.
 
 
Es sorprendente la manera en la que el autor empata la experiencia psicodélica con el libro tibetano de los muertos, las similitudes entre ambos caminos son demasiadas como para juzgarlas “coincidencias” lo cual me ha llevado a recuperar la fe en la importancia que tienen para el desarrollo espiritual exprés.
 
 
Algunas notas:
”mi conciencia” ha creado todas las cosas de las cuales soy consciente. He creado mi mundo, a mis queridos, a mí mismo. Todos ellos no son nada más que modelos relucientes de energía. En lugar de claridad y poder exultante , hay confusión.”

 
“El vacío no ocupa espacio pero la nada si”

 
-Hay que evitar dos peligros: el intento de controlar y el racionalizar este flujo de energía”

 
-De suma importancia la pérdida del ego”

 
 
“Como un televisor fantasmagórico y multidimensional”

 
“La clave es la inacción”

 
“Si intentas imponer tu voluntad, emplear tu mente, racionalizar, buscar explicaciones, quedaras atrapado en torbellinos alucinatorios”

 
“Paz y aceptación”

 
“Según los neurofisiólogos cualquiera de las imágenes puede huir en la conciencia a razón de cien millones por segundo”

 
“existe el peligro de congelación alucinatoria. El individuo regresa a toda velocidad (a veces literalmente) a la realidad tridimensional, convencido de la “verdad” fija de una revelación que haya experimentado. Muchos místicos equivocados y muchas personas llamadas locas han caído en esta trampa. Esto es como sacar una fotografía de una película de televisión, gritando que por fin han encontrado la verdad. Todo es maya extático y eléctrico, el baile de ondas de dos billones de años. Ninguna parte de él es más real que la otra. En cada momento todo reluce con pleno significado”

 
 
“Una persona puede sentir directamente los sentimientos y el estado de ánimo de otra, como si fueran suyos.”

 
 
“Oh...Tú puedes sentirte confuso y desorientado.
Tú puedes estar asombrado de tu conducta.
Tú puedes mirar a tus compañeros viajeros y amigos y darte cuenta de que no pueden entenderte.
Tú puedes pensar: «Yo estoy muerto». «Qué haré».
Y sentir gran miseria.”

 
“Oh...,
Tú no has entendido lo que está sucediendo.
Hasta ahora tú has estado buscando por tu pasada personalidad.
Incapaz de encontrarla, puedes empezar a sentir que nunca serás el mismo otra vez.
Que tú volverás como una persona cambiada.
Entristecido por esto sentirás pena de ti mismo.
Vas a tratar de encontrar tu ego, alcanzar el control.
De este modo pensando, te asombrarás aquí y allí.
Incesantemente y distraídamente.
Diferentes imágenes de tu mismo futuro serán vistas por ti.
La que te obsesiona más la verás más claramente.”

 
“Acuérdate de que el miedo, la culpa y las figuras acosadoras y burlonas son tus propias alucinaciones. Tu propia máquina de la culpa. Tu personalidad es un conjunto de modelos de pensamientos y está vacía. No se le puede hacer daño. "Las espadas no las pueden penetrar, el fuego no la puede quemar". Libérate de tus alucinaciones.”

 
“Si tratas de unirte a la orgía que estás alucinando.
Tú renacerás a un nivel animal.
Experimentarás deseo posesivo y celos.
Sufrirás estupidez y miseria.
Si deseas evitar esas miserias.
Escucha y reconoce.
Rechaza los sentimientos de repulsión o atracción.”
 

No hay comentarios: