lunes, 31 de julio de 2017

De que en Facebook caben todos los pecados capitales.



Día a día, envidiando, mostrando superioridad, peleando y troleando, generando un caldo de cultivo para la infidelidad, deseando lo que otros tienen, perdiendo el tiempo, tomando fotos de comida.

Lo que ha venido a evidenciar Facebook es que nos odiamos los unos a los otros y nos detestamos a nosotros mismos.

Los 7 pecados capitales en la palma de la mano, el diablo es un genio.

No hay comentarios: