lunes, 3 de julio de 2017

De que lo importante es que vamos a morir y no el cuando.

Así como hay ocasiones en que la muerte nos sorprende despreocupados viniendo por nosotros 20 o 30 años antes del año en que calculábamos más o menos partir, también las hay en que juzgándola demasiado impaciente nos preguntamos a diario por 20 o 30 años si ese día en particular será el día en que se presentará por nosotros lo cual es igualmente preocupante para nuestra ligera existencia que el caso anterior.

No hay comentarios: