lunes, 3 de julio de 2017

De un Martini de Ruvalcaba, Ginsberg y Yoshimoto parte 4

Kitchen
Una obra sumamente agradable de leer ha sido ésta de Banana Yoshimoto que me ha llegado a las manos en el momento preciso en el que deseaba frenar los caballos desbocados de mi ajetreado ritmo mental que me invento de rato en rato para justificar la existencia.
 
Yoshimoto y su filosofía contemplativa me han logrado transmitir una vez más esa serenidad y paz que inundan sus historias recordándome entre páginas lo importante que es disfrutar de las pequeñas cosas.
 
Soledad, Muerte, Amor, Amistad, Ramen.
 
A un libro no se le disecciona como a una rana de laboratorio por lo que parece de mal gusto más que con ningún otro tomar retazos de frases sin embargo no puedo dejar pasar las siguientes:
 
“felicidad es vivir sintiendo, lo menos posible, que el hombre, en realidad, está solo.”
 
 “no había nadie en el mundo de mi misma sangre, y, así, me era posible ir a cualquier lugar y hacer cualquier cosa. Era magnífico”.
 
“sea como sea, guardo en mi corazón una emoción suave que desaparece cuando se expresa en palabras”
 
 “Alguna vez sin falta, todos iremos dispersándonos en la oscuridad del tiempo y desapareceremos”
 
“solemnidad me invade en secreto, el tiempo se detiene para la eternidad en el lugar donde se ha muerto aquel a quien se ama. En lugares como este, las personas rezan para que les sea transmitido a ellas el sufrimiento”
 
4 estrellitas de 5
 
 

No hay comentarios: