viernes, 4 de agosto de 2017

De que ya no soy la sombra de Peter Pan de lo que era



Y en algún momento
la maldita prudencia
finalmente encajó
mandando al carajo
a la osadía
que ya para entonces
era ama y señora
de mi comportamiento.

No hay comentarios: